The Bureau: XCOM Declassified

The Bureau: XCOM Declassified

Una mezcla muy particular de disparos y estrategia con extraterrestres

The Bureau: XCOM Declassified combina de manera muy particular elementos de aventuras y estrategia así como de un juego de acción en primera persona. En medio de escenarios ambientados en los año 60, agresivos extraterrestres devastan Norteamérica. Los jugadores deben defenderse de esta amenaza mientras comandan un pequeño de equipo de agentes especiales. Ver descripción completa

PROS

  • Gráficos que contribuyen a la atmósfera del juego
  • Combinación fuera de lo normal entre acción, estrategia y aventuras
  • Historia emocionante
  • Muy buenas voces

CONTRAS

  • Controles confusos
  • Demasiado lineal
  • Libertad de movimiento restringida

Bueno
7

The Bureau: XCOM Declassified combina de manera muy particular elementos de aventuras y estrategia así como de un juego de acción en primera persona. En medio de escenarios ambientados en los año 60, agresivos extraterrestres devastan Norteamérica. Los jugadores deben defenderse de esta amenaza mientras comandan un pequeño de equipo de agentes especiales.

Estrategia, acción y aventuras con escenarios hechos de pasillos

Es difícil clasificar The Bureau: XCOM Declassified. Es un juego de aventuras, estrategia y disparos, todo a la vez. Reúnes información sobre los extraterrestres, hablas con otros personajes y avanzas a lo largo de un historia relamente emocionante, como si se tratara de un juego de aventuras, al mismo tiempo que les disparas a los alienígenas como si fuera un shooter.

Pero The Bureau: XCOM Declassified no es de ningún modo un tonto juego de sangre y violencia, sino que requiere de una estrategia y planificación, de manera que en cualquier momento puedes cambiar a la visión táctica para darles instrucciones a tus compañeros de equipo.

El argumento del juego es estrictamente lineal. Recorres los escenarios como si fueran pasillos sin salidas laterales, mientras que en el camino eliminas oleadas de alienígenas enemigos. No hay tienes otra opción que destruirlos, aunque es posible modificar las tácticas. En el más alto de los cuatro niveles de dificultad disponibles, debes tener especial cuidado de que tus compañeros de equipo no mueran bajo una lluvia de balas, haciendo de este modo que la misión fracase.

Fuego de cobertura con obstáculos

The Bureau: XCOM Declassified se puede controlar totalmente por medio de un mando. Con los botones superiores (los "gatillos") apuntas a los enemigos y les disparas con las armas que vas recogiendo, como pistolas, rifles e incluso granadas. Aunque es difícil comprender por qué el mismo botón cumple la función de Saltar y Disparar, debido a lo cual sucede una y otra que en lugar de saltar terminas cubriéndote detrás de una caja.

Durante el combate, un desarrollado dispositivo para apuntar permite colocar la mira con precisión sobre tus enemigos. Tu personaje debe estar a cubierto, de lo contrario también te atacarán desde los costados. También puedes ubicar agentes en posiciones claves. Lo haces cambiando a la visión táctica, dando las órdenes correspondientes y dejando que tus colegas ataquen a los enemigos seleccionados. Cada agente tiene sus habilidades especiales para emplear en el momento adecuado, algunas de las cuales son dirigir golpes críticos o desplegar torres con armas.

Por otro lado, puedes usar el entorno en tu propio provecho, por ejemplo, disparándole a los objetos explosivos. Sin embargo, las detonaciones masivas pueden hacer muy poco en contra de extraterrestres armados con la última tecnología. También se debe tener cuidado del fuego cruzado de los drones, que causan mucho daño y demuestran ser extremadamente persistentes.

En general, los controles son mucho más confusos que en la mayoría de los juegos de disparos. Falta fluidez entre los momentos que corres, te cubres y cuando respondes al fuego enemigo. Todo parece un poco forzado.

Una sombría década de los 60 de apariencia futurista

Los años 60 fueron un época cuando todavía los políticos fumaban cigarrillos y expiraban el humo alegremente a su alrededor. The Bureau: XCOM Declassified representa con tanto realismo las salas de conferencia sofocantes y llenas de humo, que casi puedes oler el aire agrio y penetrante. Los escenarios, característicos de ese tiempo, también están cargados de imágenes sombrías. Pero de entre la tristeza sofocante se destacan los elementos de alta tecnología de los alienígenas, con sus brillantes luces de neón.

No parecen tan bien diseñadas las animaciones - un poco lentas - de los personajes. Siguiendo el estilo de los juegos de acción en tercera persona, observas al protagonista desde atrás y lo ves de cerca mientras arrastra los pies un poco torpemente a través de los callejones. En compensación por las animaciones desprolijas, el doblaje de las voces, realizado por profesionales, es excelente.

Conclusiones: casi en el blanco

Los puntos fuertes de The Bureau: XCOM Declassified radican en la intensa narrativa de su argumento. Las voces sobresalientes y los gráficos, que contribuyen a la atmósfera, crean un ambiente adecuado para el juego, de hecho, es exactamente con este material que se crea un éxito.

Lamentablemente, los controles confusos obligan a interrumpir la partida a cada momento y a tener que pelearse con el juego. Además de que la estricta linealidad limita innecesariamente la libertad de movimiento. Sin embargo, sigue siendo un juego de acción con una mezcla innovadora de estrategia y aventura. Es una pena, porque tenía material para más.